Páginas

viernes, 8 de junio de 2012

Hacia ...

Camino donde mis pasos no se ven
o simplemente no desean verlos
puede que nunca cumpla con las expectativas
o que mi recorrido no halla sido suficientemente convincente
que deba aprender a caminar nuevamente
perderle el miedo a la luz
y atacar mis sueños
aun, hoy día no soy capaz de entender ciertas cosas
que para otros son experiencias natas
o puede que no quiera verlas
¿Soy yo la excepción a la regla
impuesta por lo “común” o lo “natural”?
solo lo sabre al final
cuando pueda analizar, si fue satisfactoria la linea que decidí seguir
o me percate, de que solo gire en círculos sin querer ver la realidad
y todo lo perdí  o nunca gane nada.
¿quien sabrá?

viernes, 20 de enero de 2012

Como callar el silencio

Callar el silencio
tragando su estruendo palpitar
sentir uir el valor en un escalofrio
para luego no encontrar sus ojos
tambalearse el día en ilusiones de papel
que levanta la brisa y aleja al infinito
mas no encontrar motivo para el paso
todo eso no tiene salida de emergencia
si cadenas amargas que mojan los ojos
pero como callar el silencio
si solo se siente
y su vos no lo termina

domingo, 25 de diciembre de 2011


Mejor aliado no hay en tiempos vacíos, que quien embriaga en felicidad la realidad y lagunas en penas hace florecer.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Elementos

vive feliz el aire
a todos siente y refresca
vive feliz el agua
¿quien vive sin ella?
Vive feliz la tierra
crea y mantiene vida
vive feliz el fuego
útil aunque lastima

Otra es la historia del poeta mortal
quien se vuelve polvo y viejas palabras.

martes, 15 de noviembre de 2011

Yacentes en Pecho

Cavare profundo en el pecho
hasta quebrarle al alma su luz
enterrare allí los sueños
que se dispersan como arena al viento
hasta el despertar de un amor
inspirador, de ojos sinceros
mientras divago yo
cargando en penas el temor
que ese amor sea una ilusión
y me permita el tiempo ver el final
sin una costilla

jueves, 10 de noviembre de 2011

Concédame

Un espacio
en su eterna libertad
preciso
para danzar en el horizonte
le ruego
a su voluntad, yo dispuesto
solo unos segundos me concediere
para los destellos de su rostro
sentir en mis dedos
junto con su libertad
que quisiera secuestrarle
poder nadar sobre las nubes
sin silencio que arruine mis oídos
en sus momentos
no llamarme solo
contar con su luz en mis palabras
para que vivas la acaricien
mantener la intriga alimentada
para a su tiempo desenlazar su libertad y amarrarme a ella
entonces no llamarme solo
esta vez eterno en su horizonte
nuestras manos atadas al tiempo
en su libertad que compartimos
hiriendo de muerte la soledad.